Que no te engañen con el pan

Este alimento ha pasado por indispensable en nuestra alimentación, a ser considerado el demonio para no engordar. Vamos a dejar las cosas claras desde el principio, ni es indispensable ni es el demonio. Simplemente hay que saber elegir el pan que consumimos.

Legalmente se denomina pan al producto resultante de la cocción de una masa obtenida por la mezcla de harina de trigo y de agua potable, con o sin adición de sal comestible, fermentada por especies de microorganismos propios de la fermentación panaria (Real Decreto 1137/1984)

Esta definición hace referencia al pan común elaborado con harina de trigo, pero pueden elaborarse panes con multitud de harinas, no solo de trigo. Estas harinas pueden proceder de  diferentes cereales como cebada, espelta,  centeno, avena, etc…

Sin embargo, la normativa sobre el pan no hace referencia a los panes integrales. De hecho, la mayoría de los panes comercializados como integrales no lo son, aprovechando este vacío legal.

Por suerte, este vacío legal parece ser que tiene los días contados, según aparece en algunos medios digitales. Tacharme de escéptica pero no lo creeré hasta que no lo vea

Otro aspecto que parece que va afectar esta nueva legislación es el uso de artesano y otros apelativos relacionados. Este es un reclamo publicitario , que no solo atañe al pan,  y parece que nos convencen para comprar cualquier producto supuestamente artesano. Será que lo asociamos a procesos antiguos, que en algunos casos , si que se obtiene un producto de mayor calidad.

Este si que es el caso del pan. Un pan realmente obtenido de manera artesanal es un producto con personalidad propia, tanto en sabor como en textura. A quienes nos hemos criado y crecido comiendo pan artesano de verdad, no nos engañan.

Por desgracia, esta cada vez más de moda comer pan industrial y para nada artesano, por mucho que nos lo quieran vender así.

En definitiva da igual que pan consumamos, es decir, de trigo, centeno , con semillas, etc… Lo realmente importante es la calidad de sus ingredientes. Siempre elegir pan 100% integral y  no industrial.  Apuesta por un pan de panadería de toda la vida, y no te dejes engañar. Eso si siempre queda la posibilidad de hacer tu mismo el pan, decirte que no es tarea sencilla pero si muy satisfactoria. Personalmente he hecho pan un par de veces y aun necesito mejorar mi técnica. Seguiremos intentando hacer un pan de 10 y cuando eso llegue lo compartiré sin dudarlo.

Casi se me olvida , recordar que aunque un alimento sea sano , la cantidad también importa. Como bien explicaba  Carlos Ferrando en su video, saludable no es igual a infinito. Os dejo el enlace por si os apetece pasar un buen rato,  https://www.youtube.com/watch?v=YNerh2xUIbU    .

 

Y recordar,

“ Alimentarse de forma saludable no puede ser tan complicado si te aportan las herramientas adecuadas.”

Teresa Aliácar, técnico dietista y tecnóloga de alimentos. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: