Ir a la barra de herramientas

No se porque me gusta hablar y leer tanto sobre este tema, si ni siquiera soy madre ni entra en mis planes a corto-medio plazo. Quizás porque considero que los niños/as son el futuro y la base para que las personas adultas comamos sanos. Todos los padres, educadores, dietistas o dietistas-nutricionistas queremos que coman sano pero ,muchas veces, nos centramos demasiado en inculcar y a veces obligar a comer como nosotros queremos que coman. Y aquí es cuando quiero recalcar en la importancia de dar ejemplo y con esto me refiero a que nos vean hacerlo a nosotros. No recuerdo si fue a Julio Basulto o a Griselda Herrero decir que «no me vale comete una naranja que esta buenísima , es mucho más eficaz si nos ven decir eso con una naranja en la mano comiéndonosla a solo decirlo».

Nos estamos obsesionando ,a veces en demasía, que nuestros niños coman y coman para estar gorditos/as durante su infancia. A veces nos dejamos influenciar demasiado por nuestro entorno en vez de acudir a un profesional de la alimentación, el Dietista-nutrionista o dietista especializado en pediatría. Y si has leído bien especializado, pues no  acuden a  un cardiologo para un problema de digestivo o viceversa. Pues con esto pasa lo mismo, hay especialistas desde digestivo a pediatría, pasando por problemas de peso y otras muchas especialidades.

Y aquí es cuando viene la gran duda o pregunta de muchos padres, ¿y si , a pesar de darle ejemplo, mi hijo/a no se come la naranja? Pues como bien dice Julio Basulto, para educar a nuestros hijos se requieren tres habilidades ; paciencia, paciencia y paciencia. Cada niño necesita un tiempo de aprendizaje, ni es mejor uno ni otro, simplemente diferente. Y si entiendo que nos pueda agobiar esos momentos donde el niño no come o rechaza todo sistemáticamente.  Por ello, recomiendo que estos casos son los que requieren de un especialista en nutrición y psicología que nos ayudaran a gestionar las diferentes situaciones. No nos hemos de sentir malos padres por no saber como actuar o perder, a veces , los nervios. Al igual que el niño aprende, nosotros estamos aprendiendo a ser padres y creo que todos los días se aprende.

Por último  quiero aprovechar para recomendaros algunos libros sobre nutrición infantil;

  • Se me hace bola , Julio Basulto
  • Mi niño no me come , Carlos González
  • Coaching nutricional para niños y padres , Yolanda Fleta y Jaime Giménez

Y recordar,

“Porque alimentarse de forma saludable no puede ser tan complicado si te aportan las herramientas adecuadas.”

Teresa Aliácar, técnico dietista y tecnóloga de alimentos. 

 

Sobre el autor

Dietista y tecnóloga de alimentos
Este blog nace con el objetivo de contribuir a mejorar los hábitos alimenticios de la población, a través de una divulgación comprensible y con rigor científico. Podréis encontrar multitud de contenido sobre alimentación saludable y gastronomía.

También te puede gustar:

A %d blogueros les gusta esto: