Logroño : Recomendaciones para disfrutar de la gastronomía

Si me preguntas donde viviría de no poder elegir Aragón, sin duda alguna, mi primera opción sería La Rioja y más concretamente Logroño. Encuentro cierto paralelismo con Zaragoza como los puentes de piedra y de hierro , algunos nombres de las principales calles/avenidas y sin duda la Calle El laurel, que me recuerda indudablemente al tubo de Zaragoza.

Porque quién ha visitado esta ciudad mágica sabe que no puede irse sin tomar unos vinos y tapas en la Famosa Calle Laurel. Como apasionada de la gastronomía os traigo mis principales recomendaciones si tenéis planificado una escapada a Logroño. Antes de nada quisiera comentar que no he probado todo y seguramente todos los sitios tienen cabida para ser recomendados. Así que os voy a recomendar aquellos que si he probado y me han robado mi corazón gastronómico.

Hace dos años fue la primera vez que visite la ciudad , a pesar de tener familia residente en ella, solo había estado una vez y fue un evento familiar. Justamente llegamos un jueves y cual fue nuestra sorpresa, había algo muy parecido al juepincho de Zaragoza pero esta allí recibe  el nombre de PINCHATO, que básicamente es comer una tapa y beber una copa de vino por 2,50€.

He aqui un recopilatorio fotográfico de las tapas que tomamos durante esta primera visita y me acorde de hacer foto jeje. A parte de las famosas croquetas de patatas a la riojana, también probamos su croqueta de jamón, la bola de espinacas con piñones y la fajita de pollo con verduras.  Todas estas tapas las podéis encontrar en Letras de Laurel, el sitio que sin duda está en mi podium de la calle Laurel, sabor y un toque de innovación.

Quedamos tan prendados de Letras del Laurel, que reservamos para comer y así poder probar algunos de sus platos.  Antes de comer te sirven un aperitivo compuesto por un caldo muy sabroso y acompañado de dos croquetas de cecina. No pudimos resistirnos y tuvimos que probar el plato más conocido de la gastronomía, las patatas a la riojana.  Para continuar probamos dos platos más diferentes e innovadores, carrillera guisada a baja temperatura durante 36 horas y si no recuerdo mal al chocolate y acompañado de pera y patatas. El otro segundo plato nos gano tanto por su sabor como su presentación de la salsa en forma de dos pipetas pasteur, una salsa de Pedro Ximénez, que le va genial a un buen solomillo. Para finalizar un gofre casero acompañado de chocolate caliente y helado y nata.

Durante nuestra segunda visita nos quedamos sin poder volver al Letras, pues fue para finales de noviembre y estaban a tope de cenas de empresa. Y como se suele decir si un sitio es más complicado comer sin reserva por algo será.

Sin embargo, nos sirvió para descubrir otro local a destacar, la taberna volapie, con aire andaluz y con unas tapas muy sabrosas, croquetas de choco en su tinta y hamburguesa.

Como cafeteria para tomar algo más dulce he de destacar creperia 42 donde sirven unos gofres y crepes para chuparse los dedos.

IMG_20181124_093253
crepe y gofre con nutella

Este año regresamos y está vez si reservamos en Letras del Laurel porque si algo es bueno, reserva que seguro no te defrauda.

Y esto ha sido todo amigos,

Espero que os haya gustado el post y os sirva si os animáis a visitar Logroño.

Y recordar que lo más importante cuando salimos a comer fuera es disfrutar de la comida sea más o menos sana y por supuesto de la compañía. Porque para comer sano ya tenemos todos los días en casa y obvio que se pueden elegir comida sana en muchos restaurantes pero si te apetece algo no tan sano, disfrútalo.

wp-1568913159963.jpg

Tessa Aliácar Nuviala

Dietista, tecnóloga alimentaria y aprendiz divulgadora