Bodegas Franco-Españolas: visita y cata en el corazón de Logroño

Hace unas semanas os hablaba de mis sitios favoritos donde comer en Logroño, hoy os traigo la reseña de una de las bodegas de esta comunidad mágica. Estas son las bodegas Franco-Españolas, a tan solo unos 15 minutos de la gran avenida y sin duda una visita de rigor si visitáis la ciudad. Porque quien no le da pereza tener que coger coche para ir de visita a una bodega y no poder disfrutar del vino por tener que conducir para regresar.

Esto no ocurre en la visita a la bodega Franco-Españolas, pues como os comento solo tenéis que atravesar el puente de piedra y al fondo ahí esta tan señorial y majestuosa como las grandes haciendas de las telenovelas latinoamericanas.

bodegas franco españolas.jpg

La visita comienza en la antigua sala de recepción de la uva y que conectaba con los antiguos depósitos donde ocurría la fermentación, que ahora solo se conservan para poder explicar ciertos aspectos durante la visita. En esta misma sala se realizará la cata de vinos y el picoteo final.

Volvamos a esta segunda sala donde se encuentran unos depósitos de madera y de un tamaño impresionante pero que se han sustituido por unos de acero inoxidable, consiguiendo producir casi el doble de vino.  Estos depositos de madera se fabrican manualmente por expertos toneleros como el resto de barricas que podemos ver en la bodega.  Una curiosidad que me pareció muy interesante es la utilidad de los bloques situados debajo de los depósitos, y era para poder calentar el mosto y favorecer la fermentación. Ahora , gracias a la tecnología, se utilizan unas camisas de agua que permiten tanto calentar como enfriar el mosto/vino.

fe-enoturismo_pqna.jpg

La sala nueva de fermentación donde se encuentran estos depósitos está anexa a esta pero a la que no pudimos entrar debido a las fechas de la visita, pues estaban ya en época de fabricación.

La siguiente salas que se visitan son donde se encuentran barricas y barricas apiladas, tanto de roble francés como americano. En este punto de la visita nos cuentan las medidas tan exigentes a las que están sometidos por pertenecer a la denominación de origen.

Posteriormente pasamos a la zona de trasiego que ahora mismo esta más automatizado y facilita mucho el trabajo gracias al sistema de tuberías. El motivo principal de los trasiegos es separar las partículas solidas depositadas en las barricas y que impiden la correcta oxigenación del vino. En este punto también nos comentaron varias curiosidades, por un lado el uso de estos sales para condimentar y así revalorizar este subproducto  y por otro las diferencias entre los dos tipos de barrica.

La madera de roble americano  es más resistente y porosa , por tanto  ofrece una oxigenación más rápida y por tanto mayor captación de aromas a madera. En cambio la de robre francés es más blanda y menos porosa, además es más costosa debido a que se desperdicia mucha madera para su fabricación.

Por tanto, su utilización debe tener en cuenta estos aspectos para elaborar un tipo de vino u otro. Otro factor importante es la vida útil de una barrica, pues los compuestos que se transfieren al vino para dar esos aromas amaderados, especiados no son eternos. Se estima que pueden durar unos siete años cada barrica.

DSC05586-900x630.jpg

También  pudimos ver las salas de almacenaje de botellas donde nos explicaron la importancia de la posición, la temperatura y la luz para conservar perfectamente un vino.  También las salas de historia de la bodega, donde había fotos historicas y actuales de los trabajadores ,propietarios, etc…

Otra curiosidad muy interesante es que en el 60 aniversario de la Reina Isabel II , la bodega envio como obsequio su vino blanco Diamante y recibieron un carta de agradecimiento de la propia Reina.

La última de las salas más especiales de la bodega es la biblioteca donde se encuentran los vinos más especiales y antiguos. En la sala contigua se encuentran dos cepas que representan los tipos de disposición, en vaso o en espaldera.

También allí guardan las botellas de su vino gran reserva, denominado Varón d` Anglade. Un vino muy especial porque se utilizan las uvas de un sitio muy concreto, de ahí que su precio sea tan elevado, en comparación con otros vinos de esta bodega.  También en esta sala tienen algunas fotos de Hemingway quien hizo famoso los vinos de esta bodega y gracias  a quien muchas personas de  todas las partes del mundo se animan a visitar estas bodegas.

Y ahora si que si la parte más creativa y divertida de la visita, la cata de vinos acompañados de la guía que ha acompañado toda la visita. Se catan dos vinos, uno blanco y otro tinto.

El blanco es el emblemático Talla Diamante, un vino semidulce muy especial y el tinto el gran reserva Bordon.

Cata de un vino

Primero viene la fase visual donde se analiza el color, los matices y la opacidad. Posteriormente el olfato a copa parada y después agitando. Sentiremos que los aromas cambias y/o se intensifican.  Finalmente el gusto, pasaremos a degustar y detectar sabores, astringencia, persistencia, etc….

Un aspecto importante cuando realicemos una cata de vino u otro alimento, es limpiar el paladar para apreciar los sabores de cada vino, queso, etc… Para ello se suelen ofrecer picos de pan o manzana.

Espero os haya gustado conocer esta bodega y os animeis a visitarla, seguro que os encantará.

wp-1568913159963.jpg

Tessa Aliácar Nuviala

Dietista, tecnóloga alimentaria y aprendiz de divulgadora

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: