Alimentación saludable

Propósitos de año nuevo: comer más sano en el pódium de nuestra metas para 2020

Rescato este post que escribí para el número de enero de Zafarache, porque los propósitos no pasan de moda y con la llegada de las navidades, hacemos balance del año y como marca la tradición es hora de pensar en los propósitos para el próximo año. No es de extrañar que, después de las comidas navideñas, perder peso se va a encuentra en el pódium de nuestros propósitos.

En términos coloquiales solemos decir que nos tenemos que poner a dieta asociándolo a pasar hambre, prohibiciones, etc… Y precisamente este es el origen del fracaso para conseguir este objetivo año tras año.

Como bien decía Albert Einstein,” si quieres conseguir resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. Por tanto, elegir cada año hacer dieta aunque no sea exactamente con las mismas pautas no es la solución para alcanzar un peso saludable duradero, porque todas ellas tienen algo en común: son temporales y se olvidan de un factor fundamental, la educación alimentaria.

Aunque lo más recomendable para llevar a cabo este propósito es acudir a un profesional cualificado, ya sea un Técnico Superior en Dietética o Dietista-nutricionista, este mes traigo algunas claves por dónde empezar:

  1. Analiza tu punto de partida de manera global y toma conciencia, es decir, no te centres solo en perder peso porque si una semana no consigues bajar de peso, el resultado será frustrarte. Por ello, ten en cuenta que perder peso lleva inherente cambiar de hábitos. Así que anota en un papel qué hábitos crees que deben mejorar y que están influyendo en tu peso. También anota aquellos hábitos que realizas bien y qué nuevos hábitos quieres adquirir. Este ejercicio nos sirve para mantenernos motivados en nuestros momentos de frustración.
  1. Establece objetivos tanto de pérdida de peso como relacionados con tu cambio de hábitos. Recuerda que un objetivo debe ser positivo, realista, acordado (no impuesto), medible, personal y especifico/ detallado.
  1. Aprende a realizar mejores elecciones alimentarias, este quizás es el punto más importante porque no necesitas tomar ningún alimento específico para perder peso. Por ello, huye de los alimentos light o cero porque no son alimentos más saludables que su versión original. Estas alegaciones nutricionales solo consiguen que consumamos más cantidad.
  1. Piensa en alimentos y menos en calorías. Basa tu alimentación en alimentos frescos o procesados saludables. Un alimento no es saludable por su aporte calórico, sino por la calidad del alimento. Un claro ejemplo son los frutos secos, son alimentos saludables a pesar de aportar muchas calorías.
  1. Ten en cuenta las raciones. ¿Es más saludable una manzana que un plátano?, la respuesta es un rotundo no. Ambos lo son, la mala fama del plátano se ha basado en su valor calórico si lo comparamos con el valor calórico de una manzana, teniendo en cuenta la misma cantidad, 100 gr. Pero piensa si tomas la misma cantidad de uno que de otro. Mientras una manzana suele pensar 200 gr, un plátano suele pesar unos 100 gr. En definitiva no la tomas en la misma cantidad.

Y recordar que vuestra alimentación no tiene porque ser perfecta el 100% de tiempo, por ello valora cada pequeño paso que des hacia una alimentación más saludable porque estarás más cerca de tu alcanzar tu objetivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s