Tessa Aliácar Nuviala

Receta de croquetas cuatro quesos

Anuncios

Esta semana traigo una de mis recetas de croquetas, en este caso versión Cheese lover. Comencé a hacer croquetas hace tan solo un par de años porque creía que la bechamel era muy complicada . Eso si desde que empecé, anda que no he evolucionado en la cocina. Mis primeras croquetas podrían haber sido armas arrojadizas pero ,en la actualidad, he conseguido las claves para conseguir unas croquetas crujientes por fuera y cremosas por dentro. Y traigo la última versión que he elaborado, porque como bien dice Pedrita Parker, me gusta cuidarme pero tampoco le digo que no a unas croquetas. De hecho, en esos inicios me empeñe en usar harina integral para elaborarlas pero he aprendido que, como se trata de un consumo ocasional, las hago para obtener un resultado de 10 y disfrutar de su sabor original.

Ingredientes

Masa de croquetas

1 Litro leche entera de vaca

100 g de quesos variados para infusionar en la leche ( grana padano y queso de oveja curado)

200-250 g de quesos variados para la Roux :

90 g de materia grasa ( 50 g de mantequilla y 40 g de aceite de oliva virgen extra variedad empeltre)

200 g de harina de trigo

Rebozado y fritura

Harina de trigo

Huevo

Pan rallado

Aceite de girasol alto oleico

Utensilios necesarios

Olla

Robot de cocina / batidora/ procesador ( para resultado profesional)

Colador

Varilla manual

Espátula de silicona

Balanza

Rallador

Paso a paso

Preparación de la masa de croquetas

En una olla ponemos el aceite y la mantequilla a fuego medio ( 4-5/ 6), cuando la mantequilla se funda añadimos la mezcla de quesos, previamente rallados. Cuando formen una pasta homogénea, añadimos la mitad de la harina ( 100 g) , removiendo para que no se formen grumos.

Al mismo tiempo ponemos en un cazo/ robot de cocina la leche con los trozos de quesos* y calentamos hasta que hierva.

*Cuando más pequeños sean los trozos, más sabor tendrá la leche a queso porque mayor es la superficie de contacto.

Cuando tengamos la Roux ( mezcla de quesos, grasa y harina) ., añadimos la leche poco a poco, sin parar de remover ( en tres partes), con la ayuda de unas varillas y a fuego medio-bajo ( 3-4/6). Cuando ya hayamos añadido la segunda parte de la leche, añadimos un poco más de harina ( 50 g aprox) y removemos para evitar que se formen grumos y se sofría uniformemente. Cuando añadamos la última parte de la leche, añadimos los 50 g restantes de harina, si se nos forman grumos podemos optar por batir la mezcla con ayuda de una batidora o robot de cocina.

Cuando la mezcla sea muy densa pasamos a remover con una espátula y cuando se despegue de las paredes y de la base de la olla, la mezcla estará lista. La pasamos a una bandeja( yo uso una de asados de IKEA) con ayuda de la espátula, dejándola reposar hasta el día siguiente en la nevera ( eso si primero esperamos a que estén templadas), tapada con papel film y perforándolo con un tenedor para que no se condense el vapor.

Formado y empanado

Aclaración ( revista MIA) de las diferencias entre enharinar, rebozar y empanar (https://www.miarevista.es/hogar/truco/enharinar-rebozar-y-empanar-es-lo-mismo-371443525159 )

Harina :Con las manos humedecidas con agua ,vamos formando bolitas del un tamaño medio, de tal manera que nos quepa la bola con la mano cerrada, vamos del tamaño de una ración de frutos secos. Las pasamos por harina y le damos la forma clásica alargada, eso si ahora con las manos lavadas y secas. Repetimos esta operación hasta que tengamos todas las croquetas con una fina capa de harina. Yo las he hecho de 5 en 5 y la última tanda de 4, vamos me han salido unas 29 croquetas.

Huevo: repetimos el sistema anterior con el huevo y pasamos a empanar.

Pan rallado : el huevo ejerce el mismo efecto que el agua cuando enharinamos las croquetas, así conseguimos que el pan rallado se quede pegado a la croqueta. En este último paso les acabamos de dar la forma definitiva.

Y para terminar podemos pasar al paso final, la fritura o horneado, si queréis hacer una opción algo más saludable.

Fritura

Ponemos la sartén con aceite suficiente para cubrir las croquetas y cuando se vean burbujas pequeñas, incorporarlas, en tandas de cuatro o cinco, hasta que se doren ligeramente. Es preferible freírlas de cuatro en cuatro para, que la fritura sea homogénea y sea más fácil sacarlas de la sarten.

Y voila!

Dietista, tecnóloga alimentaria y divulgadora sobre alimentación

Ir a la barra de herramientas