Comienza un nuevo año y dejar atrás el 2020, que será recordado como el año maldito, donde tuvimos que cambiar nuestra vida de manera drástica por un enemigo invisible, el coronavirus. Además, 2020 ha sido el año donde nos hemos tenido que enfrentar a las pérdidas de una manera más fría y difícil, por no poder dar ese abrazo o esa muestra de cariño. De hecho, el 2021 significa dar paso a nuevas vivencias, que esperamos sean mejores. Personalmente el 2021 significa un año de cambios, de nuevos comienzos y de arriesgar porque mi manera de ver la vida ha cambiado tras todo lo vivido el año que dejamos atrás.

Y ¿Por qué no puede ser el año para cambiar nuestra alimentación y comer mejor?

Como profesional adelanto que no se trata de un camino corto y, a veces, tampoco fácil. Lo que, si aseguro que merece la pena y me gustaría animaros a empezar a cuidar vuestra alimentación por vuestra salud presente y futura. Eso si hacerlo con cabeza es clave, y esta frase me recuerda al primer nombre del blog alimentacionconcabezaysalud.

Para ello lo ideal sería acudir a un profesional cualificado y especializado en vuestro caso, porque no vamos al traumatólogo cuando tenemos un problema digestivo. Lo mismo pasa con los dietistas y dietistas-nutricionistas. Acudir a un profesional es una decisión muy personal, pero puede ser de gran ayuda para afianzar vuestro objetivo.

 Acudáis o no aun profesional, traigo algunas herramientas útiles para analizar siendo sinceros, como es vuestra alimentación actual y a que retos o complicaciones os enfrentáis. Este es el primer paso para comenzar el camino hacia un estilo de vida más saludable.

En primer lugar y lo más importante no os culpabilicéis del problema, porque no podemos simplificar haber ganado peso a comer más. Todo lo relacionado con la alimentación no es tan sencillo ya que, como ciencia de la salud, depende de múltiples factores. No culparos este año es aun mas importante porque hemos vivido situaciones que se han escapado de nuestro control y nos ha superado, lo que ha llevado a refugiarnos en la comida.

En segundo lugar, definir de manera detallada el objetivo teniendo en cuenta el punto de partida como son vuestras habilidades y herramientas actuales a tu alcance para conseguirlo. Si no lo tenemos en cuenta, a la más mínima duda, de fracaso lo dejaremos y es más importante realizar pequeños pasos, que dejen huella, a dar grandes zancadas y volver a la casilla de salida unos meses después.

En definitiva y como bien dice Julio Basulto, un referente en el campo de la divulgación, no comas mejor deja de comer peor. Para conseguir comer mejor debemos intentar disminuir nuestro consumo de alimentos poco saludables y de esta manera, sin darnos cuenta, ya empezaremos a comer mejor.

Aprende a disfrutar de la alimentación saludable y conviértete en experto de tu alimentación. Y recuerda, si quieres conseguir resultados diferentes no hagamos siempre lo mismo.  

Sobre el autor

Dietista y tecnóloga de alimentos
Este blog nace con el objetivo de contribuir a mejorar los hábitos alimenticios de la población, a través de una divulgación comprensible y con rigor científico. Podréis encontrar multitud de contenido sobre alimentación saludable y gastronomía.

También te puede gustar:

A %d blogueros les gusta esto: